Envejecimiento, fue un placer haberte conocido.

Científicos de la Universidad de Berkeley parecen haber descubierto datos clave para revertir el proceso de envejecimiento en ratones.

La capacidad de regeneración celular disminuye con el tiempo, lo que impide la reparación de órganos y tejidos durante la edad avanzada. Se ha descubierto que los niveles de una proteína llamada “Factor de Crecimiento Transformante Beta” o TGF-β1, se relacionan directamente con la capacidad de regeneración de los diferentes tejidos.

envejecimiento
Fuente: pixabay

Esta proteína está relacionada con la regulación de la apoptosis celular, o en otras palabras, con la programación de cada una de las células para autodestruirse. Se encuentra en grandes concentraciones en el organismo de los ancianos.

El fármaco desarrollado por el equipo de la Universidad de Berkeley, contrarresta los niveles de la proteína TGF-β1, arrojando datos concluyentes sobre mejora en tejidos musculares y cerebrales en ratones de laboratorio.

Lo más alentador de este estudio es que el proceso de envejecimiento es común en sus mecanismos, independientemente del tejido a rescatar. Por tanto con un solo fármaco podemos atacar a varios tejidos.

Si nos aventuramos a imaginar un futuro ficticio basado en este estudio, es fácil que se nos venga a la cabeza un partido de futbol o de padel con uno de nuestros bisnietos.

Impact journals

Actualidad rt

Deja un comentario